viernes, 22 de marzo de 2013

trucos para medir ingredientes en la cocina


Trucos para medir ingredientes con utensilios de cocina

Las proporciones son fundamentales para crear un plato con éxito, y algunos trucos sencillos permiten calcularlas sin báscula ni medidor
  • Por PEIO GARTZIA
  •  
  • 18 de marzo de 2013
Además de creatividad, tiempo, experiencia y dedicación, la cocina está hecha de proporciones: unas medidas concretas, de ingredientes concretos, que es preciso seguir a rajatabla para obtener el resultado buscado. Y es que la gastronomía tiene tanto de magia como de química, sobre todo en aquellas recetas nuevas, que aún no dominamos tanto como para hacerlas de memoria o ?a ojo?. El problema es que no siempre tenemos en casa un medidor o una báscula para calcular volúmenes y pesos exactos... Entonces surgen las dudas, incluso si recurrimos a las medidas caseras, como vasos, tazas o cucharas. ¿Qué tipo de taza? ¿Un vaso de qué tamaño? ¿Cuchara sopera o de café? El siguiente artículo ofrece varios trucos sencillos para calcular y medir las cantidades que nos sugieren las recetas.

Cuatro ideas para tomar medidas en la cocina

Unos gramos de harina de más (o unos de menos) marcan la diferencia entre un bizcocho esponjoso y uno difícil de comer. Unos mililitros extra de agua son capaces de arruinar una masa. Y pasarse con apenas unos gramos de sal puede estropear un guisado. Cualquier persona que se haya aventurado en la cocina tiene claro que las medidas de los ingredientes, al igual que los tiempos de cocción, son fundamentales. Pero, ¿cómo acertar?
1. El vaso. En caso de urgencias, cuando no tengamos ni báscula ni medidor, el mejor aliado es... un yogur, pues la medida de su vaso es estándar y conocemos (por la etiqueta) su peso. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que, a igual volumen, el peso puede variar según el ingrediente. Esto se debe a la textura y a la densidad de los alimentos. De este modo, un vaso de yogur llenado al ras de:
  • Harina = 75 gramos
  • Azúcar = 130 gramos
  • Arroz y legumbres = 120 gramos
  • Cacao = 65 gramos
  • Leche = 150 mililitros
  • Aceite = 130 mililitros
Estas medidas nos pueden ayudar a calcular con rapidez las cantidades que debemos de agregar a un pastel o bizcocho, o también a una crema pastelera.
2. La cuchara. La cuchara sopera llena al ras es una medida estándar, pero no todo lo medido con este utensilio tiene el mismo peso. Algunos ejemplos:
  • Harina = 10 gramos
  • Azúcar = 15 gramos
  • Arroz y legumbres = 12 gramos
  • Cacao = 6 gramos
  • Leche = 17 gramos
  • Aceite = 9 gramos
  • Sal = 15 gramos
3. La cucharilla. La cucharilla de postre es otra medida que nos puede sacar de algún apuro. En este caso, debido a su reducido tamaño y a que las cantidades que puede albergar son pequeñas, es importante estar atentos y usar también el sentido común. A modo de orientación, en esta cucharilla (al ras) caben 3 gramos de levadura en polvo, 3 gramos de aceite y 5 gramos de la sal.
4. Los líquidos. En cuanto al volumen de líquidos, existe una serie de equivalencias bastante genéricas, pero que valen sobre todo para la leche y el agua:
  • 20 cucharadas soperas equivalen a 250 ml o un cuarto de litro
  • 10 cucharadas soperas equivalen a 125 ml o 1/8 de litro
  • 8 cucharadas soperas equivalen a 100 ml o 1 decilitro
  • 1 cucharada sopera a 12,5 ml

  • costume eroski

No hay comentarios:

Publicar un comentario