domingo, 28 de octubre de 2012

La vainilla y cómo hacer que el azúcar tenga este sabor

 La vainilla

Foto: Franzisca Badenschier/dpa
(CIUDAD DE MÉXICO dpa) – ¿Te gustan las golosinas y los dulces? Puedes preparar tu propia azúcar de vainilla. Es muy fácil. Necesitas cinco vainas de vainilla, medio kilo de azúcar y un gran frasco de vidrio con tapa.
Tienes que abrir las vainas a lo largo con un cuchillo. Pídele a tus padres que te ayuden, para que no te cortes.
Con una pequeña cuchara raspas luego de su interior las pequeñas semillas negras y las introduces junto con el azúcar en el frasco. Revuelve bien, tapa el frasco y déjalo descansar durante una semana. Así se desarrolla el aroma de la vainilla. Pasado ese tiempo, puedes abrir el frasco y saborear el azúcar avainillado.
Pero incluso si le quieres dar un sabor más fuerte, echa dentro del frasco también las vainas. No sólo le da más sabor, sino que le otorga un aspecto más interesante al frasco.

Conozca un poco más de la vainilla


Infografía DPA
No hay casi helado más popular que el de vainilla. El flan de vainilla es igual de delicioso. Y las tortas de vainilla, así como los yogures y postres de todo tipo con sabor a vainilla son de consumo diario. También los chocolates y algunos refrescos de cola contienen vainilla. ¿Pero qué es la vainilla?
Proviene de una planta aromática que es originaria de México y Guatemala. Su fruto tiene la forma de una chaucha, de unos 20 centímetros. Los españoles que conquistaron México le vieron una forma de pequeña vaina de espada, por lo que le dieron el nombre de vainilla.
La planta de la vainilla es una especie de orquídea, que sólo crece en países de un clima cálido y húmedo. Además de los países de origen se cultiva actualmente también en Madagascar e Indonesia. Las flores son entre blancas y amarillentas y el fruto, en forma de vaina, crece verde a lo largo de unos siete meses.
Pero con cortarla de la planta no basta para obtener el aroma de la vainilla. Así como está, no tiene ni olor ni sabor a nada. Hace falta bañar las vainas durante tres minutos a una temperatura de unos 65 grados. Luego se las deja secar, primero en mantas de lana y luego al aire. En ese proceso se tornan negras y desarrollan sus cualidades aromáticas.

Algunos de los términos más importantes sobre la vainilla


Foto: Franz Smets/ dpa

VAINA O CHAUCHA DE VAINILLA:
 Es el fruto de la orquídea de la vainilla, que crece de color verde. En realidad no es una vaina, sino una serie de cápsulas, en las que se acumulan pequeñas semillas negras. En algunos alimentos producidos con vainilla natural se las puede distinguir en forma de pequeños puntos negros.
VAINILLINA: Es el nombre de la sustancia que le da el particular aroma al perfume de la vainilla. Pero en realidad hay unas 400 sustancias que combinadas en unas 130 reacciones químicas dan como resultado el gusto de la vainilla.
VAINILLINA SINTÉTICA: La vainillina se puede producir en laboratorios a partir de una sustancia que se encuentra en la madera y que queda como resto en la fabricación de papel. Esta vainillina artificial es mucho más barata que la natural, por lo que se la aplica a muchos alimentos de consumo masivo.

1 comentario:

  1. también se puede aromatizar el azúcar en polvo con las vainas vacías o mejor dicho...después de retirarle las semillas para realizar un postre y para no tener que desechar la vaina, lo mejor es colocarlas dentro de un frasco de vidrio con tapa de rosca,llenar con el azúcar en polvo. Después se mueve el frasco de vez en cuando para que el azúcar se aromatice y lo podamos usar después de 15 días.

    ResponderEliminar